jueves, 26 de octubre de 2017

COMPAÑERISMO Y EMPATÍA

 En casa, la cena , es momento de resumen diario, anécdotas y charlas divertidas, en general y casi a diario. Últimamente, todos contamos anécdotas y anoche la conversación se centraba en "mi compañero me copia" , "le ha dicho que no tiene ni idea" y "¿ a tí te gustaría que te lo hicieran..?".

  Sobre "mi compañero me copia" aconsejamos, entre todos, a Javier, que lo que necesitaba su compañero era ayuda, que en vez de decirle a su profe que le molestaba, que le preguntara a su amigo si necesitaba ayuda, quizás no sabía hacerlo y le daba vergüenza preguntar. 
  "Le ha dicho que no tiene ni idea": A mi me sonó primero a pique entre amigos pero se empieza así y se termina fatal. Y continuando con esta conversación, da la casualidad, que siempre es el mismo niño el que , con frases como esta, hace de menos a los demás. 
Ahí hay que hacer hincapié. Con la excusa de que son cosas entre niños, no le damos la importancia que tiene realmente. Cada niño es un mundo, pero están en pleno aprendizaje físico y emocional. Sentirse inferior ó que algún compañero le haga de menos, ó le deje en ridículo puede ser muy perjudicial para cualquier niño.
 Quizá estos comportamientos sean reflejo nuestro, de los adultos. ¿No sabemos crear ambientes de respeto?¿cómo fomentamos la autoestima de nuestros hijos? ¿Serían capaces de ser tan crueles con un compañero ó amigo?

El EJEMPLO,nuestro ejemplo, es primordial. Fomentar la solidaridad y el trabajo en equipo es una de las bases de su desarrollo social. Pero los niños no lo aprenderán si no lo ven en nosotros, si nuestro comportamiento dice lo contrario es imposible que ellos lo lleven a la práctica. Y no vale decir eso de "los niños son muy crueles" .NO. NO podemos excusarles , debemos enseñarles. 

Como adultos, debemos ponernos en su lugar, averiguar por qué lo hace, cómo se siente. Y si le están haciendo daño con frases de ese tipo, es muy importante que nos fijemos, no dejemos que pase desapercibido. Quizás no es un comentario aislado, igual se ha repetido varias veces, estemos atentos. Ayudemos, con el diálogo, a que exprese sus sentimientos, que nos cuente esas cosas. Y démosle la importancia que tiene. No es trabajo sólo de un profesor, de un entrenador.  
  "¿A tí te gustaría que te lo hicieran?..: Ahí está mi frase favorita. De tánto explicársela a mis hijos con ejemplos, oirla dicha por mi hija suena genial. EMPATÍA, Saber enseñarles a ponerse en el lugar del otro debería ser uno de nuestros deberes diarios. Es difícil, y también nosotros tenemos que ponerlo en práctica.
¿A tí te gustaría que te dijeran que lo haces mal, que no sabes? ¿te gustaría que dijeras "buenos días" y nadie te contestara? Pues, con ejemplos como estos podemos enseñar y , de paso , fijarnos en nuestro día a día y aplicarnos el cuento para EDUCAR en Valores de COMPAÑERISMO, no sólo en clase, sino en todos los ámbitos de su vida. 
Empecemos en casa ¡YA!


sábado, 6 de mayo de 2017

GRACIAS MAMÁ

  Hoy es el día de la MADRE, de todas las madres del mundo. ¿Sólo hoy?. Bueno, como detalle no está mal que sea domingo y nos podamos permitir el lujo, algunas, de no madrugar tanto y ser un poquito mimadas. 
   Ayer, yo me gané a pulso el título de "Mamá Gritona" después de una hora llamando a mi hijo para que dejara la pelota y subiera a casa a cenar.
 Lo bueno, que después de ver mi cara mustia, me dijo que no pasaba nada, que también era "Mamá Mimitos" mientras se acurrucaba agotado,  en mis brazos como un bebé. Eso me llenó el corazón y levantó mi ego.
Y es que creo que dentro de cada MADRE hay muchas diferentes. Unas son más de madrugar, prisas y contrarreloj y otras de canciones, cuentos y fines de semana. 
Mi MADRE, la más guapa del mundo, tiene dominado su lado mamá canciones, besos y soluciones. No le sale la mamá aventurera pero la cocinera y Hada Madrina es de sobresaliente. 
   Yo soy muy de prisas, pero también muy de mamá juegos. La mamá bailona se me da bastante bién, la profe y la regañona las tengo dominadas y la "mimitos" y caprichitos se me dan de lujo. 
Supongo que dependiendo del día y la hora.
   Todas esas mamás dentro de cada Mamá intentan cada día ver niños felices y sonrientes.
Cada Gran Madre del mundo se mueve por las sonrisas de sus hijos. Son las pilas y el impulso . El universo lo mueven las madres que ayudan a sus hijos a ser mayores. Y está clarísimo que los malos del mundo hacen poco caso a sus madres, ó sólo ven a la mamá triste y gris.
Esa mamá sale cuando nuestros pequeñuelos no nos hacen caso, nos ignoran o se nos van de las manos. 
  La mamá perfecta no existe pero todas tenemos mucho de buenas. Sólo hay que preguntar a nuestros hijos. "Mi mamá es la mejor" ó " eres la más guapa del mundo mundial" son las cosas más bonitas que cualquier madre puede oir de sus hijos. 
  Quizás tengamos demasiados tipos de mamás dentro de cada una y a veces tengamos nuestros conflictos, porque la insegura también sale a pasear a menudo, para plantearnos mil preguntas sobre cómo lo hacemos. No hay que hacerla mucho caso porque todas lo intentamos hacer bien, a nuestra manera. 
  Yo quiero ser la mamá que da chocolate, ayuda a montar en bici, la profe buena, la que hace castillos en la playa, dibuja arco iris, canta, cocina con niños, que escucha y acompaña. Como ha sido la mía para mí. Siempre sonriente, la que termina agotada sin que lo parezca, la que inventa y experimenta. 
Y ellos ahora no se dan cuenta, pero este es un trabajo a largo plazo con controles diarios. Y ojalá, cuando mis pequeños sean mayores, en algún momento, me digan lo que yo ahora le digo a mi madre con todo mi cariño y admiración: 
" GRACIAS MAMÁ"
 y ojalá todos los niños menores de 100 años les digan a sus madres, estén donde estén, 
TE QUIERO MAMÁ

jueves, 30 de marzo de 2017

¡¡¡¡TÚ SI QUE VALES!!!...para ellos

 Sabemos que somos parte fundamental de la educación de nuestros hijos pero ¿practicamos con el ejemplo?
Para los niños, sus padres es un referente y aprenden de ellos hasta en cada gesto. Somos sus guías,sus maestros de lo cotidiano. Pues vamos a comportarnos como tal.

 El deporte es primordial en la vida y casi todos los niños practican algún deporte y muchos en equipo.
Su deporte favorito es además su diversión y suele ser "lo que más le gusta del mundo". 
  En ese mundo,y para que divertirse haciendo deporte se convierta en el hábito de hacer deporte, es primordial, que la motivación,la familia,el entorno , sea favorable y sea educación y deporte al mismo tiempo.
Y lo que nunca,nunca debe pasar,es que todo ello no sea positivo.
  Episodios de vergüenza como hemos visto estos días, seguro han ocurrido siempre. Desde que el deporte es competición la rivalidad y la mala educación parece que han ido unidas.¡Pues es hora de cambiar eso!

Da igual el deporte que se practique, jamás un padre debe dejar en ridículo a su hijo, ni al rival, ni al entrenador, a nadie. Eso NO se hace!!
Nuestro objetivo debe ser que los niños aprendan valores en el colegio, en casa, jugando al futbol,basket ó Kárate, da igual el deporte, da igual en qué faceta de su vida. Ayudémosles

¡TÚ SI QUE VALES!..para tus hijos. No somos su entrenador, ni su colega, ni el preparador físico. Somos su familia, sus padres ,debemos ser su ejemplo de comportamiento. Y también, sus mayores fans. Claro, animando,motivando, no presionado.Son niños,nosotros su "espejo". Tienen derecho a equivocarse,y aprenderán haciéndolo. 

 Enseñemos respeto, fair-play,el rival es otro niño.Las reglas son primordiales en cualquier deporte.El árbitro es el juez, no el desencadenante de una catástrofe mundial. ¿a tí te gustaría que te insultaran en tu trabajo?¿hicieras lo que hicieras? A nadie ¿verdad? Empatía, pongámonos en el lugar del otro. No vayamos a ser y convertirnos en lo que, criticamos del otro,del rival,del vecino.

 Animemos,ayudemos a crecer,haciéndolo cuando les vemos practicar su deporte favorito. Hacen deporte para divertirse, porque les gusta, no sólo para ganar. Se gana, se pierde, pero a todo hay que aprender. 
 Que NUNCA sea su familia el que le haga sufrir, el que le quite la ilusión.

Y hablemos con ellos, quizás tengan dudas, quizás hoy no jugaban bien por ...pereza,por ejemplo, cansancio ..y nosotros ni nos hemos dado cuenta,  fijándonos en el resultado y en que no lo estaba haciendo bien. Error. Tienen mucho que contar,cada uno a su manera, incluso del rival. 
Disfruta como espectador, es su momento, no el tuyo.

Dejemos que disfruten y les seguirá gustando el deporte siempre.

Resumiendo:
   1. APOYAR y ANIMAR tanto a mi hijo como a sus compañeros
  2. NO criticar "a voces" ni a mi entrenador, ni a mi hijo ni a sus compañeros
  3. NO dar instrucciones, esa es labor del entrenador
  4. RESPETAR al árbitro SIEMPRE, se equivoque o no
  5. DISFRUTAD de ver como vuestros hijos aprenden valores, se divierten, maduran, compiten, ganen o pierdan

Ejemplo y buena educación. Valemos de ejemplo, demos ejemplo.

Os dejo dos cartas de entrenadores, de futbol y baloncesto, para que comprobeis que ellos piensan continuamente en el deporte como valor positivo en la vida y eso quieren transmitir. No dejeis de leerlas.
    --Nacho Andres Cobo(entrenador de futbol base) :"debes dar refuerzos positivos"  seguir leyendo

    --Marina García Bautista(entrenadora de Baloncesto):"tiene que saber que le importas" seguir leyendo
     
Y a aplicarse el cuento

domingo, 26 de febrero de 2017

ME DÍ CUENTA

  Y un día me dí cuenta de que tengo una amiga que es.. como mi termómetro de la realidad, de mi realidad. Si en mi cabeza hay marejadilla, ella tiene migraña, si sale el sol, ella me llama a ver si lo he visto bien y si dice el hombre del tiempo que va a llover ella me regaló un paraguas ayer. Pero lo que más me gusta es que ella cree que soy yo quien la ayuda. Me hace sentir importante, hace que me vuelva a ver como hermana mayor. Yo que siempre quise ser la pequeña. Y si no la veo, me llama y si no la llamo, me busca y si, ni nos vemos ni nos llamamos, nos necesitamos y, entonces, nos buscamos. Y con una mirada, el cariño, la verdad, la risa y el enfado, todo. Sin tonterías ni medias tintas, que tonterías, las justas, que somos ya muy mayores.
Y cuando ves que amigas así hay muy muy pocas, que ya te han decepcionado varias, que querer, parece que te quieren ...las justas, pues la necesitas más. Y cuando lo estás pensando, te manda un mensaje y te recuerda que te quiere, que no se te olvide, y que hace mucho que no te lo dice. Y piensas: es bruja, me lee la mente. NO. Es mi... otra parte de la realidad. La que me hace reir, arreglar pantalones y jugar al bingo. La tía perfecta, a la que reservo una cama en mi casa, a la que confiaría a mis hijos, a la que regaño como si fuera de mi familia, a la que echa de menos hasta mi padre si está tiempo sin verla. La que recorrió España para abrazarme cuando más la necesitaba y por la que movería yo Roma con Santiago. Sin querer fuimos amigas y queriendo nos adoramos. Y tenemos un club de secretos, confesables a medias, de confidencias casi todos. Que si la miro se lo tengo que contar y si no se lo cuento a ella...reviento. Y que la vida nos de mil vueltas, juntas ó revueltas, y con el corazón de par en par, sin decir una palabra, bueno sí, lo ha demostrado con creces, SIEMPRE, pero, ¿sabes Pilar? YO MÁS
A ver si nos hacemos una foto juntas que esta es de hace....pero estábamos en Graná y me encantaaaa

(Cuidad a vuestros amigos.)

miércoles, 7 de septiembre de 2016

¿PARA QUIÉN ES FÁCIL?


    La frase que más se repite estos días es "vuelta al cole", en todas partes, anuncios, conversaciones, escrita, sonora....Y si te paras a pensar, es para traumatizarse. ¿A quién le gusta que se le acaben las vacaciones? ¿Así es como quereis que me entren ganas de ir? 
  
    En mi casa tenemos los sentimientos a flor de piel. Javier no quiere ir al cole porque empieza primaria, ha visto los libros y la mochila nueva , y le ha entrado pánico de pensar en deberes, en "como se hace mayor...". Realmente si tiene algún interés es por ver a sus amigos. Ah! si es que además le han separado de sus mejores amigos!! Cada uno en una clase, uf. Así no mejoramos la situación.
Anoche su frase fué :"Yo no puedo con la mochila, no quiero ir al cole, sólo al recreo y a comedor". Y su hermana le dió una serie de argumentos para que se animara: "te lo vas a pasar genial, vas a tener nuevos amigos, la clase es muy chula, estarás en el patio de los mayores, es facilísimo primero...." Nada, ni cambió el gesto.
Y, claro, pretendes que vaya contento, pero tiene que madrugar después de muchos días de no tener horarios estrictos, llevar mochila,cuando hasta ahora iba en patinete sin parar, vestirse guapo, cuando en bañador ha sido su unico uniforme en dos meses.....No se lo estamos poniendo fácil. veremos mañana.

    Y Alicia, empieza 4º de Primaria, sabe que es más complicado y tiene que ser más responsable, estudiar más. Y también cambia de compañeros, de profesor. Así es muy duro.
Este verano, cuando yo debía incorporarme al trabajo y se acababan los días de playa, entramos en crisis.Yo con casi depre postvacacional, ella con sospechosos dolores de garganta. LLeva fatal los cambios, separarse de nosotros, necesita continua atención porque enseguida saca su negatividad a pasear y lo ve todo negro, triste, feo. 
Ha estado ratos enfadada por la separación de su mejor amiga y cree que ella no la va a querer, que cómo van a continuar siendo "the best friends"...Todo es complicadísimo para ella.

    Ahora, nuestra terapia es , buscar cada día algo bueno ó bonito que nos haya pasado. Una anécdota graciosa, un juego que nos haya gustado, algo bueno, lo que sea. Tenemos que encontrarlo para apreciar , cada día, algo que nos haga sonreir, que emocione ó nos divierta. 
Hoy tenemos que usar nuestros "SUPERPODERES" para quitarnos lo feo y triste de la cabeza. Es nuestro trabajito diario, sacar el lado positivo, aunque esté escondido en un rincón.

   Y yo también tenía ganas de llorar cuando sonó el despertador después de las vacaciones. Y eso que nadie se dedicó a recordármelo a cada minuto.
Aunque no lloren literalmente como en la viñeta de mi querida Mafalda, debemos prestar muchísima atención a todos los detalles estos días. Cómo se adaptan depende de cada niño, pero hay que ayudarles, siempre positivamente y estar muy alerta. Darle la importancia que tiene, en su pequeño mundo, no en el nuestro de adultos. Los primeros días son fundamentales, ni fáciles para ellos, ni para nosotros.
   Buscaremos algo bueno cada día y si no lo encontramos, tendremos que crearlo